España

FUJIFILM Europe, la División de Medical Systems, ilustra cómo las unidades de mama europeas están abordando los programas de detección durante la pandemia Covid-19

El informe, basado en entrevistas realizadas en septiembre y octubre de 2020, encontró que el impacto de Covid-19 ha reducido drásticamente el acceso a las pruebas de mama, pero al mismo tiempo ha impulsado la adopción de medidas para maximizar la seguridad de los pacientes y las mujeres sometidas a una mamografía.

26.11.2020

 

Durante la primera fase de la pandemia COVID-19, los países de Europa suspendieron los programas de detección del cáncer de mama debido al cierre de las unidades de mama en los hospitales.

Como resultado, muchas mujeres con síntomas de cáncer de mama decidieron no ir al médico y no pudieron someterse a una mamografía. En algunas áreas, el número de pacientes que se hicieron mamografías ha disminuido en más de dos tercios.

Dependiendo de los períodos de confinamiento, que diferían de un país a otro, las unidades de mama europeas se cerraron una tras otra, primero en Italia y luego en todos los demás países. Las unidades de cribado en hospitales de toda Europa han tenido que introducir rápidamente nuevos protocolos para salvaguardar la seguridad del trabajo y del paciente. El personal ha sido equipado con todos los dispositivos de seguridad y los espacios han sido diseñados para garantizar siempre el distanciamiento social y evitar el riesgo de contagio. En toda Europa, los servicios de salud de la mujer se han reorganizado para hacer frente al desafío del COVID-19, mostrando una actitud ejemplar y eficaz ante el cambio. Incluso después de que terminó el confinamiento en Europa, muchas mujeres no asistieron cuando se reiniciaron los programas de detección, por temor a contraer el coronavirus. Sin embargo, sabemos que las pruebas de detección del cáncer de mama pueden salvar vidas, y una serie de estudios realizados por algunas instituciones de investigación líderes sugieren que suspender las pruebas de detección podría resultar en un aumento en el porcentaje de mujeres que morirán de cáncer de mama en el futuro.

Para comprender este cambio de escenario, hemos invitado a voces influyentes en el panorama europeo del cribado del cáncer de mama a contribuir a un informe que se centre en la situación actual de las unidades de mama. Les pedimos que nos contaran cómo el impacto de la pandemia ha exigido nuevos modelos de trabajo y cambios en la relación con sus pacientes.

De las entrevistas realizadas surge un hilo conductor, básicamente, la rápida respuesta a las nuevas necesidades de seguridad impuestas por la pandemia.

dice Eiji Ogawa, vicepresidente de soluciones de modalidad, control de calidad y asuntos regulatorios, división de sistemas médicos de FUJIFILM Europe GmbH

Para garantizar el servicio a los pacientes, las unidades de mama han adoptado nuevos procedimientos y han reformulado operaciones. Todo esto se aseguró en un momento en que los sistemas de salud de todo el mundo estaban bajo la presión de la pandemia de Covid-19. El horario de detección se ha rediseñado para permitir a las mujeres romper la barrera del miedo y así acudir a la cita con prevención. Queremos agradecer a los profesionales de la salud por haber respondido a nuestro llamada, apoyándonos en la elaboración de este informe, pero sobre todo, por la incansable labor que están realizando en este período.

Ahora que la segunda fase de la pandemia está en marcha en Europa, la reanudación y el mantenimiento de los programas de detección es fundamental, porque el cáncer de mama no esperará al final de la pandemia y las unidades de mama están listas para desempeñar su papel crucial en la prevención.

Para obtener información adicional, comuníquese con:

Luana Porfido, Head of Corporate Communication and Integration Chief:
luana.porfido(at)fjifilm(dot)com

Últimas noticias:
  • News Releases
  • Business Products
  • Sistemas médicos

El contenido de este sitio está reservado a los profesionales de la salud y afines.